Buscar este blog

martes, 27 de diciembre de 2011

Pasado, Presente y Futuro

Cuando el pasado condiciona demasiado tu futuro, es hora de trabajar duro en el presente. Esto no es fácil, porque se arrastran lastres difíciles de aligerar.

Poner etiquetas a las personas y a uno mismo, no son mas que trabas y excusas para acomodarse en ese pasado que tanto queremos alejar. Nuestro entorno, a veces sin querer, nos ha juzgado y sentenciado, esto lejos de apoyarnos, nos hace ponernos a la defensiva en el mejor de los casos, y creer que la manera de cortar con el pasado es también cortar con las personas que no confían en que podamos retomar nuestra vida. Es duro el presente, luchando contra tantas cosas, intentando remendar algunos errores, ir demostrando a cada paso que has madurado, que estas haciendo las cosas de manera diferente, pero lamentablemente, para muchos de los que te importan nada de lo que hagas será suficiente.

He decidido hace un tiempo no dar explicaciones, ni justificarme, luchar contra mis miedos a las cosas nuevas y diferentes, a sentimientos encontrados y a rodearme de personas que cuando me miran ven a quien soy ahora, con mis defectos y virtudes, y son ellos a quienes sin tener nada que demostrar me hacen confiar en mi misma, sacar fuerzas y ganas de seguir cumpliendo mis sueños y formándome para ello. Simplemente con estar ahí, compartiendo mis pensamientos, mis sentimientos y mis logros.
El presente no es fácil, claro que no, menos aún cuando el futuro esta condicionado por el pasado...un pasado que me ha robado años llenos de experiencias buenas y malas. Nunca es tarde para construirte una vida nueva, pero sí es complicado hacerlo casi a los 40, cuando son tantas trabas que el mercado laboral pone en estos casos.

Profesionalmente es indignante tener que "maquillar" el currículum a la inversa de lo que solíamos hacer, si de algo estoy orgullosa es que siempre he sido una persona trabajadora y me siento tremendamente frustrada cuando no puedo decir en un trabajo que tengo 20 años de experiencia en un sector, directamente soy excluida para ese puesto. "Con la experiencia que tienes no te van a interesar las condiciones", "El perfil que buscamos es de gente joven" entre otras perlas... Afortunadamente me estoy formando para tener más posibilidades, este es solo un impedimento más que hace tener que luchar con más fuerza contra las adversidades y los ánimos típicos: " Si hace años hubieras....", "si no hubieras...", "No vas a cambiar a estas alturas", " Ahora te acuerdas de ...?"

Por más que piense en rendirme en algunos momentos, no me daré por vencida, sé que puedo conseguirlo renunciando a cosas, con confianza y con la fuerza que me da mirar a mi alrededor para convencerme de lo que no quiero. He pasado un año muy intenso lleno de alegrías y tristezas, de crecimiento personal y de convencerme que en esta vida hay un sitio importante para mi, un sitio en el que haré grandes cosas como he venido haciendo últimamente, y lo mejor de todo...que lo seguiré haciendo con todo el corazón.

FELIZ 2012, te espero con los brazos abiertos a oportunidades y sueños cumplidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada